8 tips sobre materiales de ilustración

Note: If you speak english, go to this link and enjoy the reading.

¡Hola chicos! ¿Qué tal todo?

Espero que tengas tu libreta de notas y un rico cafecito para acompañar está nota.

Creo que todo el tiempo, como ilustradores, estamos tentados a comprar materiales de todo tipo; más nuevos, más innovadores y a veces más costosos. Lo malo es que muchas veces algo que se ve espectacular puede no serlo, y probablemente existe alguna otra opción más económica y flexible para el bolsillo.

Hasta el día de hoy esto me pasa y trato de pensar en soluciones favorables para mi bolsillo con las herramientas que ya tengo antes de invertir en nuevos productos. Así que aquí les traigo 8 tips que pueden servirles para su vida como ilustradores. Todos son cosas que yo misma he probado o hecho y espero las disfruten.

 

1.Tus propias ecoline. Acuarelas listas para trabajar. Puedes comprar los tonos que más te gustan y tenerlos listos para trabajar más rápido. El costo de este producto es de 10$ por botella. Antes de comprarlos pensé en probar alguna forma y ver si realmente los necesito o facilita mi trabajo. Así que hice mi propio mix. Simplemente tome unas acuarelas en crema, las coloque en un pequeño envase cerrado con agua, lo batí bien hasta desintegrar por completo la pasta en el agua y listo. Fue divertido y siempre puede hacer los tonos que necesite. Está mezcla seca un poco más rápido y hay que batir bien la botella antes de usarla siempre.

 

2. Tus propios tonos de tinta. Esto viene alineado con el punto uno. Muchas veces queremos usar tintas para outlines o trabajos tipográficos, pero es difícil conseguir el tono perfecto. Te recomiendo que hagas tu propio tono, toma un pequeño envase y mezcla colores hasta lograrlo, siéntete libre de ir probando poco a poco. Si ya tienes en mente que tono queda mejor para tu trabajo compra ese tono en una versión muy clara y una muy oscura, o compra un set de 3 colores primarios de donde puedas sacar muchos tonos mezclando.

3. De pinceles de acuarela a marcadores: Algunas veces es difícil invertir en algún  tono de marcador y, por lo menos yo, no sabía para nada que colores escoger, pero quería darle toques de color a mis ilustraciones sin usar crayones. Tenía unos pinceles con depósito de agua que poco usaba, así que tome alguna de mis mezclas de ecoline caseras, llene un pincel y lo guardé en mi cartuchera. Si bien el agua no es para todo papel de dibujo, la usaba en detalles y esto me permitía darle toques de color a mis ilustraciones sin hacer demasiado gastos. Los pinceles que use en ese momento son los water brushers de Sakura que cuestan 8$ (un set de 3)

 

4. Un marcador gastado puede ser un blender. Nunca botes un marcador que hayas gastado y sea de un tono muy claro, una vez seco (si la punta es estilo brush) puedes usarlo como blender para algunos tonos. No siempre sirve, y los marcadores suelen dejar rastro de color en sus puntas, pero algunas veces logras unos tonos interesantes con el desgaste y la textura del marcador. Mi sugerencia es que no los botes y los aproveches al máximo las puntas de tus viejos amigos.

 

5. Marcadores desechables recargables. Esto es algo que solía hacer en la universidad y me sorprende la cantidad de gente que nunca lo pensó. Un marcador recargable es muy costoso y comprar a cada momento marcadores de buena calidad que sean desechables también, por suerte, en el mercado hay uno que otro marcador con buenas puntas pero que se acaban muy rápido, para recargar ese tipo de marcadores solo retira la tapa de arriba (puedes usar tus dientes, como yo) y con una jeringa recargalo con tinta china. De esta manera le das vida más larga y mejor uso a un marcador desechable, aunque esto no siempre sirve con todas las marcas. 

 

6. Traza acuarelas con colores. Esto es más un consejo, pero aqui te va. Cuando pasamos un dibujo a un papel de acuarela en limpio con lápiz de grafito, este suele ensuciar la tinta y por ende el dibujo. La mejor solución es traspasar tu dibujo al papel con un color de tono claro, puede ser rojo o azul y de está manera el color no se mezclara con los tonos de tu acuarela.

 

7. Escanear sin scanner. Yo no tengo scanner, pero sí una buena cámara. Te recomiendo que si tienes una buena cámara toma fotos de tus trabajos y luego ábrelos en Ps para darle más contraste y limpiar los detalles, no quedará perfecto pero te servirá. Sobretodo para dibujos que son de tinta negra y blanco.

 

8. Minas de color. Por allá en los 90’s estaba el boom de los lápices mecánicos y las minas de color y ahora están de moda los colores borrables. Para mi son super útiles y no realmente costosos, pero si quieres probar antes de comprar, prueba con minas de color, fácilmente las consigues en cualquier papelería. Eso si, no todas son de excelente calidad pero puede ser un buen inicio.

 

Espero que todos estos consejos te sirvan y puedas poner alguno en práctica. ¿Tienes algún hack propio? ¡Cuentame cual en los comentarios!

Recuerda además, si te gustó este post compartelo y seguirme en mis redes sociales, en todas estos como @esvaleriadiaz. Además estoy estrenando tienda online, aún estoy cargando algunas cosas pero si hay algo que quieras ver hecho por mi a la venta solo dime.


Últimas entradas